Enfermedad Venosa Crónica

Enfermedad Venosa Crónica

Las venas son los vasos sanguíneos que llevan la sangre de regreso al corazón después de nutrir a los órganos del cuerpo. Del corazón pasa a los pulmones para oxigenarse y ser nuevamente enviada a todo el organismo. Este ciclo, que se repite incesantemente, tiene que vencer diferentes obstáculos (especialmente la sangre que retorna de los pies hacia el corazón) el primer obstáculo es la fuerza de gravedad y el segundo es la presión hidrostática (es decir, la sangre de abajo debe empujar a la sangre de arriba). Para que este retorno de sangre se lleve a cabo adecuadamente debe existir una integridad en la pared y en las válvulas venosas. Cuando alguno de estos mecanismos falla la sangre regresa con dificultad al corazón y puede estancarse en las venas ocasionando dilatación, tortuosidad (aspecto serpenteante de las venas), edema o hinchazón.

En etapa temprana sólo tiene repercusiones estéticas con la aparición de várices, creando un aspecto desagradable en las piernas. Después puede aparecer dolor, calambres, pesantez y cansancio y en etapa avanzada puede haber complicaciones como lipodermatoesclerósis (piel indurada y manchada), sangrado (varicorragia), formación de coágulos (varicotrombosis) y úlceras que pueden ser incapacitantes afectándose también la vida familiar, social y emocional del paciente. Este padecimiento es conocido comúnmente como enfermedad venosa crónica, síndrome varicoso o várices.

CAUSAS DE LA ENFERMEDAD VENOSA

Factores predisponentes: Herencia y trombosis venosa profunda.

Factores desencadenantes: Permanecer de pie o sentado sin moverse por mucho tiempo, múltiples embarazos, golpes o lesiones, altas dosis de hormonas femeninas (estrógenos), pie plano y exposición a altas temperaturas.

Factores agravantes: Obesidad, vida sedentaria y diabetes.

Cirugía de várices con Láser Actualmente más del 90% de las várices pueden ser eliminadas en la gran mayoría de los pacientes que las padecen. Mi recomendación como especialista en enfermedades de la circulación es que se atienda con un médico certificado y que la evaluación inicial incluya un estudio realizado con ultrasonido Doppler duplex. Otra gran ventaja del ultrasonido Doppler es que nos permite realizar la cirugía, en la mayoría de los casos, mediante punciones guiadas sin necesidad de abrir al paciente. Esto se traduce en un procedimiento más seguro ya que todo se hace bajo visión minimizando el riesgo de complicaciones con una pronta recuperación, una convalecencia menos dolorosa y mejores resultados estéticos.

COMO MEJORAR EL RETORNO VENOSO

  • Para evitar el estancamiento de la sangre no debe permanecer largos períodos en posición sentada o de pie (sin mover los pies).
  • Para prevenir la dilatación de las venas evite el calor excesivo en las piernas. Si usted tiene predisposición a las várices no es aconsejable excederse en: permanecer en camas de bronceado, exponerse de forma prolongada al sol sin moverse, darse baños calientes o turcos, saunas ni usar cera caliente para depilación.
  • Evite golpes o lesiones en las piernas.
  • Evitar las dosis excesivas de hormonas femeninas como son las píldoras anticonceptivas (consulte a su ginecólogo).
  • Es importante eliminar el exceso de peso y el estreñimiento crónico (el aumento de la presión intrabdominal afecta el retorno venoso).
  • Para facilitar el retorno venoso cuando permanezca acostado debe mantener los pies por arriba del nivel del resto del cuerpo, sugerimos que su cama se encuentre ligeramente inclinada (5 a 10 centímetros aproximadamente) y colocar sus pies en la parte más elevada.
  • Al sentarse, si le es posible, mantenga los pies elevados por encima de la cadera.
  • Para no dificultar el retorno venoso evitar usar prendas ajustadas que hagan efecto de torniquete como medias o tobimedias con resorte. No usar fajas ni ropa interior muy apretada.
  • Usar zapato holgado y cómodo, evite zapatos de tacón alto (no más de 6 cm.) ni zapatos de piso. Use medias de compresión graduada (acuda con su especialista para que le indique la compresión que usted necesita).
  • Se aconseja que otra persona le aplique regularmente un masaje desde el tobillo hacia la rodilla a favor de la circulación venosa. Use crema para mantener la piel lubricada y humectada.
  • En viajes largos evite estar inmóvil por más de dos horas, estire las piernas y camine un poco en la medida de lo posible.
  • No se automedique ni consuma productos anunciados en televisión como mágicos o milagrosos, pues ninguno funcionan y son bajo su riesgo.

Autor: Dr. Juan Francisco Flores Nazario / Cirugía General /Angiología y Cirugía Vascular.

Recent Articles

Des-Prescripción En Cardiología

Des-prescripción en Cardiología Es un concepto muy interesante y rompe con los paradigmas tradicionales del manejo de las...

Enfermedad Venosa Crónica

Enfermedad Venosa Crónica Las venas son los vasos sanguíneos que llevan la sangre de regreso al corazón después...

Una Solución Definitiva Para Las Várices

Una solución definitiva para las várices Actualmente las varices si se pueden tratar o quitar en forma efectiva...

Torre Médica, Hospital HMG Coyoacán

Torre Médica, Hospital HMG Coyoacán Al sur de la ciudad se encuentra la nueva torre del Hospital HMG...

Dr. Flores Nazario En Entrevista Con Ricardo Rocha, Grupo Fórmula

Dr. Flores Nazario en entrevista con Ricardo Rocha, Grupo Fórmula El pie diabético está subestimado, un paciente con...

Related Stories

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Síguenos para conocer más notas de salud.